18 agosto, 2006


El término “naco” es una palabra polisémica, compleja, que aún no está bien delimitada, ni bien definida en torno a sus referentes. Para esta tarea se requerirían años (décadas) de estudio profundo y de investigación social. Sin embargo, si atendemos al sentir y al pensar de la gente, podemos señalar avances en lo relativo a la descripción de las actitudes que este prototipo de personas realizan.

Una teoría muy fuerte de la Nacología, impuesta recientemente por el padre de esta ciencia social (su seguro servidor), es: “el mundo se divide en dos: los nacos y los no nacos”. ¿Usted, de qué lado está?

En la actualidad el amplio tema de los nacos nos preocupa terriblemente, no sabemos si reírnos, sentir pena ajena, ignorarlos o unirnos a ellos. Quizá estas personas justifiquen sus actitudes “porque no hubo nadie que les brindara una adecuada educación, porque no tienen recursos, porque no pertenecen al jet-set de México...” En fin, hay una gran cantidad de pretextos que son utilizados para defender su estado. Es preciso aclarar que un naco no es aquel que carece de dinero, no es un limosnero, no es un indigente. Un naco puede ser un millonario, una figura pública, su vecino, sus familiares... Usted puede ser un naco.

Lo preocupante de este asunto es que estas personas, al caer en cuenta de que están haciendo o diciendo una “nacada” (vulgaridad), se excusan diciendo: “digo lo que todos están pensando, pero nadie se atreve a expresar”, “¡ay!, no estoy diciendo nada que no hayas oído antes”, o “todo el mundo la hace”.

Si empezamos a decir y a hacer lo que nos plazca en el momento que queramos, no sólo sería el fin de la educación y la etiqueta, sino que la sociedad se vería afectada profundamente.

A continuación presento una lista significativa y representativa de acciones y/o comportamientos de personas que generalmente son calificadas como nacas:


· Es naquísimo pegarle calcomanías de marcas (Hugo Boss, Oakley, etc.), de candidatos, de santos o de cualquier otra índole a su vehículo... Se ve sumamente ridículo que un Tsuru tenga pegada una calcomanía de BMW.

· Es naquísimo colgar objetos de peluche, rosarios, zapatitos, cds., en el espejo retrovisor de su auto.

· Es muy naco colocarle peluche o cualquier otro forro al tablero del coche con el pretexto de que “el sol se come el color” (o cualquier otro pretexto).

· Es naquísimo ponerle una camiseta a los asientos del automóvil.

· Es naco que los autos tengan una melodía como claxon (La Cucaracha o El Padrino por ejemplo).

· Es naquísimo tapar el sol que entra por la ventana del coche con una toalla, franela o similares.

· Es naco tener un espejo retrovisor que abarque todo el parabrisas.

· Es naquísimo no vestirse de acuerdo a la edad.

· Es demasiado vulgar utilizar ropa “pirata” (de imitación). Según los nacos, “nadie se dará cuenta”; le aseguro que de cada diez personas que lo ven, siete se dan cuenta de esta bajeza. Es mejor comprar ropa a Hecali o Suburbia, que comprar y utilizar imitaciones.

· Es naquísimo utilizar calcetines blancos con la justificación de que “el blanco va con todo”. (Los calcetines blancos se utilizan únicamente con tenis y ropa deportiva).

· Es naquísimo que los hombres no lleven puesta camiseta debajo de la camisa se les transparenta la estética figura (barriga, vellos y/o pezones).

· Es naquísimo portar prendas llenas de pelusa.

· Es vulgar utilizar camisas floreadas estilo Hawai en la ciudad.

· Es muy naco utilizar prendas de vestir con brillos, lentejuelas y afines.

· Es usted muy naco si no usa desodorante, perfume o loción. Es aún más naco si no lo hace porque cree que “el desodorante se come los poros”.

· Es naco utilizar short con calcetín y zapato.

· Es naquísimo utilizar playeras del grupo musical favorito o de candidatos políticos.

· Es naquísimo llevar puesta corbata con camisa de manga corta (tipo Homero Simpson).

· Es naco utilizar sombrero en la ciudad. Aunque en otra época fue elegante, en la actualidad esta demodé.

· Es de lo más vulgar visitar centros comerciales, estéticas o pasearse por todo México, en jump suit (pants).

· Es naco utilizar más de cuatro accesorios a la vez (aretes, pulseras, anillos, relojes).

· Es muy naco utilizar lentes obscuros en lugares cerrados o cuando esté nublado.

· Es naquísimo que los lentes tengan un cordón o una cadena para colgarlos al cuello.

· Es vulgar portar zapatos dorados o plateados.

· Es naquísimo tender la ropa al frente de su casa.

· Es muy naco tender toallas, trajes de baño o ropa interior en las ventanas de los hoteles.

· Es naquímiso permitir que su hijo/a se ponga a nadar en trusa en albercas o en la playa; es más naco que usted lo haga.

· Es de lo más vulgar insultar o humillar al personal doméstico.

· Es de lo más corriente saludar de beso a los profesores o a los estilistas.

· Es naquísimo pronunciar “Versash” en lugar de “Versache” y “Mos shino”en vez de “Moskino”. Si no sabe con certeza cómo se pronuncian las marcas, es mejor que no lo haga.

· Es muy naco utilizar gorra en reuniones, clases, ceremonias, conferencias, etc.

· Es naco perfumarse con las muestras que están en las tiendas departamentales.

· Es naquísimo “sorber los mocos”, es mejor sonarse (pero sin hacer mucho ruido).

· Es naco utilizar fragancias piratas.

· Es naquísimo utilizar un rollo de papel de baño como pañuelos desechables. ¡Cuántas veces no he visto un rollo de papel de baño apachurrado en el tablero del carro!

· Es vulgar dejar prendido el teléfono celular en el cine, teatro, conferencias o clases.

· Es naquísimo bostezar sin taparse la boca.

· Es muy naco colgarse el celular en el cinturón “pa que todos lo vean”.

· Es usted un naco si piensa que los colores fluorescentes combinan con todo.

· Es naquísimo saludar (beso, apretón de manos, abrazo) a los encargados de la entrada de un “antro”.

· Es naco tutear a los profesores.

· Es naquísimo hacer comentarios en voz alta en el cine. Absténgase de presumir sus conocimientos cinéfilos, por favor.

· Es naquísimo hablar a una radiodifusora y pedir que lo “complazcan con una canción”.

· Es de lo más vulgar ir de shopping a los bazares (Lomas Verdes, Coapa, Perinorte, etc.).

· Es naquísimo tener como ídolo a un cantante.

· Es usted un nacazo si es uno de los paristas intolerables de la UNAM (ultras).

· Es muy naco portar más de un celular a la vez, o celular y biper al mismo tiempo.

· Es naquísimo colocar los teléfonos celulares en la mesa de restaurantes, cafés, bares o discotecas.

· Es naquísimo contar chistes vulgares para ganarse la atención de la gente.

· Es muy naco expresarse de la siguiente manera: “el otro día vi a SU mamá de ella” o “me simpatiza SU hermano de usted”.

· Es naco decir groserías.

· Es de lo más vulgar pedir dinero prestado y no pagarlo, pero es más dejarle de hablar a la persona a la que le debe dinero.

· Es vulgar reír escandalosamente, y más aún reír escandalosamente en un lugar público.

· Es naquísimo quedársele viendo a los glúteos de una mujer. (¡Señor, si lo va a hacer, hágalo con discreción!)

· Es usted un naco si piensa que la gente lo valora por lo que posee.

· Es naquísimo utilizar en una conversación las palabras “chido” y “gacho”.

· Es naco chistarle a una persona (“chhhssst”).

· Es vulgar utilizar cubiertas de plástico en los asientos de su casa.

· Es naquísimo escarbarse la nariz. Evítelo, la imagen de un rasca-nariz en cualquier avenida, que saca el índice premiado y lo contempla por unos segundos, es inolvidable.

· Es naco sorber la sopa.

· Es naquísimo ponerle nombre a su coche o a su computadora.

· Es usted un nazcazo si trabaja como encargado de la entrada de un antro (mejor conocido como guarro).

· Es naquísimo masticar chicle.

· Es muy naco decir “provecho” o “buen provecho” al comenzar y al terminar de comer.

· Es naquísimo comer paletas de manzana con caramenlo; más naco es comer papas o cacahuates con tamarindo.

· Es naco soplar a la comida caliente “para que se enfríe”.

· Es vulgar servir el café en la mesa del comedor, se sirve en la sala.

· Es naco partir la ensalada con el cuchillo.

· Es vulgar utilizar palillos para sacarse la comida de los dientes. Si lo va a hacer, hágalo en un lugar donde no sea visto.

· Es naquísimo dejarse el bigote en secundaria. Si usted tiene hijos púberes, enséñelos a rasurarse.

· Es de lo más naco que una mujer no utilice el maquillaje con moderación (“las típicas tortas de maquillaje”).

· Es naquísimo que los varones utilicen otro anillo que no sea el de matrimonio (e.g. anillo de graduación de preparatoria).

· Es naco que los hombres traigan el cabello largo.

· Es muy naco que las mujeres tengan bigote, no porque Frida Kahlo lo haya utilzado quiere decir que es chic.

· Es vulgar echarse Sun-In o agua oxigenada para aclararse el cabello, y más vulgar pintarse de güero el pelo si se es de tez morena.

· Si pensó que cualquiera de estas acciones o comportamientos no son nacos, lamento decirle que es usted un naco.


Si se identifica con uno o varios de estos puntos, está totalmente fuera de las personas nice, chic o similares. Para evitar la naquez, enfermedad contagiosa, mal combatible, es importante cuidar la forma de vestir, de comportamiento y de expresión.

Si al concluir la lectura de este artículo se dio cuenta de que es un naquito, un naco o un nacazo, le recomiendo con todo respeto y sinceridad que lea manuales de etiqueta, manuales de buenas maneras, libros de civismo, manuales de la buena crianza o manuales de buenas costumbres. En cualquier librería de buena reputación puede adquirirlos o bien en la biblioteca más cercana a su hogar.

La sociedad en general no está dispuesta a permitir que tout Mexique vaya por ahí expresando sus ideas y sentimientos de forma grosera, comportándose de manera inadecuada y portando artículos que insultan al medio.
 
plagiado por Original PX a las 11:46:00 p. m. |


0 Reclamos: