22 junio, 2006




Dice un chiste feminista:
¿Qué dijo Dios despues de crear al hombre? Tengo que ser capaz de hacer una cosa mejor.

La verdadera historia:
Dios creó al hombre primero... y al ver tanta perfección le creo una sirvienta.

Dice uno feminista:
¿En qué se parece un hombre a una telenovela?
Justo cuando las cosas empiezan a ponerse interesantes, el episodio se acaba...

La verdadera historia:
¿Cuánto tarda una mujer en llegar al orgasmo? ¿A quién le importa?

Dice un chiste feminista:
¿En qué se parece un hombre a un microondas? En que al principio piensas que sirve para todo, y al final sólo para calentar...

Dice uno machista:
¿En qué se parece una mujer a una sartén?... hay que esperar a que se caliente antes de meter la carne.

Dice uno feminista:
Parece que Dios ya estaba acabando de crear el universo,
pero todavía le quedaban un par de cosas por repartir,
así que decidió hablar con Adán y Eva.

Les dijo que una de las cosas que aún le quedaban
era algo que permitiría, a quien lo tuviera, hacer pipí estando de pie.
"Realmente es algo muy útil", les dijo Dios,
"y estaba pensando si les interesaría a alguno de ustedes".

Adán empezó a dar saltos y le rogó,
"¡Yo quiero eso! ¡Dámelo a mí, porque yo sé cómo usarlo!
Me parece que es justo la clase de cosa que un hombre debe poder hacer.
¡Por favor! ¡Por favor! ¡Por favoooooor! ¡Yo quiero eso!".
Y seguía pidiendo, mientras tiraba una de las mangas de la túnica de Dios.

Eva sonrió al ver esa escena y le dijo a Dios
que si Adán deseaba tanto eso, debería dárselo a él.
Así que Dios le dio a Adán
la cosa que le permitiría hacer pipí de pie, y que lo tenía tan emocionado.
Apenas lo recibió, Adán fue corriendo a probarlo sobre un árbol,
y después escribió su Nombre en la arena,
mientras reía a carcajadas,
encantado de lo que podía hacer con su regalo.

Dios y Eva lo estuvieron mirando un rato,
y entonces Dios le dijo a Eva,
"Bien, aquí tienes la otra cosa que tengo para repartir,
y que creo que te pertenece.
"¿Y cómo se llama?", preguntó Eva.

Dijo Dios: "Cerebro una escoba la combinación perfecta para el nuevo jugete de Adán: una boca..."

Dice otro machista:
Dios vio solo a Adán en el Paraíso, y se le acercó:
-Sé lo que te pasa, Adán. Estás solo, pero no te preocupes. Yo te crearé una compañera. Será inteligente, cariñosa, sabrá comprenderte y sabrás comprenderla. No tratará de cambiarte y te querrá tal como eres.
-Buf -respondió Adán-. Y eso, ¿cuánto me va a costar?
-Pues veamos... Seis costillas, un riñón, el ojo derecho, un huevo y cuatro dedos.
-¡Chale Dios!, me la dejas cara. ¿Y por una costillita qué me das?
 
plagiado por Original PX a las 10:03:00 a. m. |


0 Reclamos: